Trastornos de apego: todo lo que debes saber

Desde que el ser humano nace entra en una pequeña burbuja de protección creada por sus progenitores, un lugar cálido y ameno en donde nada debería pasar. Al estar en este espacio de regulación de estados y emociones, es lógico que algunos o muchos, generen un trastorno de apego en dirección a sus principales cuidadores. Es justo por esta causa que las personas empiezan a desarrollar ciertas actitudes en su edad adulta. 

Mediante el apego, somos capaces de conocer el mundo exterior, además de sentir seguridad por ello, resulta fundamental para la supervivencia. Este acto innato se presenta de diversas formas según las experiencias de la infancia. 

¿Cuáles son los diferentes tipos de apego?

Tal y como mencionamos con anterioridad, los tipos de apego hacen lugar según las vivencias de los seres humanos a lo largo de su desarrollo, entre los más comunes se encuentran: 

  • Ambivalente o ansioso: se presentan en niños que tuvieron la experiencia de figuras de apego arraigadas a sus necesidades, más que a las del niño. Suelen tener vigilancia y seguimiento constante porque no pueden determinar si su persona de apego estará o no disponible. 
  • Evitativo o evasivo: este tipo de apego se genera cuando los adultos responsables no son conscientes de las necesidades del niño, por ende, no las atienden a plenitud. Creando así a un niño que carezca de lazos estrechos con las personas.
  • Seguro: cuando los padres o cuidadores son responsables del pequeño, tomando conciencia de su protección como infante. En este caso sí podrá sentir y transmitir confianza al resto. 

¿Qué son los trastornos de apego y cómo afectan la vida adulta?

Antes de iniciar es importante separar el apego de una patología, pues solo es el resultado adaptativo de los contextos o vivencias de una persona que hemos tenido en nuestras vidas. Estos surgen cuando el menor debe responder a situaciones traumáticas. Debido a esta cruda realidad, el de adulto podrá enfrentar consecuencias como la disociación, dependencia emocional, miedo al abandono, entre otros. 

Si deseas tener más información sobre los trastornos de apego, o quieres obtener la asesoría de un profesional no dudes en comunicarte con nosotros en Psicólogos Zaragoza, estamos para ti.

Call Now Button